El lunes 6 de noviembre los misioneros David (dentista), Lisy (enfermera), Guailí y sus dos hijos viajaron en bote para conocer las inquietudes, carencias físicas y espirituales de las comunidades acentuadas a orillas del rio. Con el propósito de preparar un equipo medico misionero y de esta manera poder alcanzar almas como Cristo lo hacia, aliviando el dolor físico y espiritual.

«Entonces Jesús dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. Rogad, pues al señor de la mies, que envíe obreros a su mies». Mat 9:37-38

Visitando las Comunidades a la orilla del Rio Nanay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook